Psicología Adultos

 

                    Un problema emocional o psicológico no siempre puede encasillarse dentro de una categoría diagnóstica. Como ya hemos comentado, cada problema es personal y tiene unas características que lo hacen único.

Aun así, es muy probable que tu caso se parezca mucho a alguno de los que a continuación exponemos.

Hemos querido resumir de manera sencilla los principales problemas psicológicos que son motivo de consulta, con el fin de que puedas reconocer tu situación en ellos y obtengas información que te ayude.

                         

 

Depresión

Se caracteriza por un estado de ánimo bajo, donde predomina una emoción, la tristeza y la abundancia de pensamientos negativos.Otro elemento importante en la disminución o ausencia de actividades reforzantes, por falta de motivación o dificultad para disfrutarlas.

Trastornos de Ansiedad

Se caracteriza por sensaciones fisiológicas muy desagradables como taquicardias, dificultad para respirar, tensión muscular, sudor, etc. Surgen también pensamientos amenazantes, de peligro, catastróficos. Aparecen ante diferentes estímulos, sensaciones o pensamientos.

Trastornos de Alimentación

En esta gama de trastornos se incluyen tanto los problemas de anorexia y bulimia como los de obesidad y atracones. Todos tienen un factor común: una relación inadecuada con la comida. Se trata de problemas muy graves que requieren atención psicológica inmediata, especialmente la anorexia.

Terapia de Pareja

Discusiones, faltas de respeto, comunicación disminuida, problemas sin resolver, infidelidades, etc. Muchas pueden ser las causas que hacen que las personas no se sientan felices en su vida en pareja.

Adicciones

Pueden ser químicas- alcohol, tabaco, cocaína y otras sustancias- o no químicas -juego y nuevas tecnologías-. Existe una fuerte necesidad de consumirlas, y aparece un gran malestar físico y psicológico si no se consigue. Acaban generando problemas de salud, emocionales, laborales, sociales y legales. Enfados frecuentes, problemas de autocontrol, baja autoestima, dificultad para tomar decisiones, inseguridad. La terapia permite desarrollar muchas habilidades que mejorarán enormemente nuestra calidad de vida.

Fobia Social

Existe un tipo de ansiedad muy concreto, que aparece ante algunas interacciones sociales: hablar con gente desconocida, ser el centro de atención, acudir a fiestas, hablar o comer en público, preguntar dudas en clase, ligar, etc. En estas situaciones una persona puede sentirse nerviosa e insegura, experimentar sensaciones desagradables, y por tanto, no comportarse como le gustaría.

Terapia Familiar

La terapia familiar es un tipo de terapia en la que se incluye a toda la familia o parte de ella con el objetivo de reconocer y corregir patrones disfuncionales en las interacciones familiares.

Insomnio, estrés laboral, procesos de duelo, trastornos de personalidad, esquizofrenia, trastorno bipolar, terapia para el síndrome premenstrual, disfunciones sexuales, tics, fobias, ataques de pánico ...